Instituto Jacques Maritain do Brasil | “ESCRITURAS SILENCIADAS: HISTORIA, MEMORIA Y PROCESOS CULTURALES” | Instituto Jacques Maritain do Brasil
2856
single,single-post,postid-2856,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,

“ESCRITURAS SILENCIADAS: HISTORIA, MEMORIA Y PROCESOS CULTURALES”

13 dez 2007

Segundo Congreso Internacional
Alcalá de Henares, Espanha: 13 de Diciembre de 2007

Conferencia de Clausura:

LOS REGISTROS PARROQUIALES COMO ESCRITURAS QUE OCULTAM REALIDADES SOCIALES INUSITADAS”

Maria Luiza Marcilio – Presidente do Instituto Jacques Maritain

 

Fue Pierre Chaunu quién denominó el mayor acervo documental de la épocamoderna – los Registros Parroquiales – como las “masses dormantes”, destacando quehasta recientemente sus posibilidades eran inimaginables para el rescate de las realidadessociales y culturales. El conjunto de los libros parroquiales de Actas de Bautismo, Defunción  y  de Matrimónio constituye el legado más portentoso de la cristandad latina del Occidente, de los Tiempos Modernos.

Paratanto, les fueron suficientes un tratamiento y una ordenación adecuados, valiéndose de técnicas y métodos especificamente elaborados, para lograrse revelar esos ricoscontextosinexplorados de verdaderos sistemas de civilización .

Fué la DemografiaHistórica, esa joven ciéncia que nació en Francia en los finales de la década de 1950, la responsable por la creación de técnicas y métodosque hicieran emergiruna Nueva História.

Las series de datos directos y corrientes, con referencia a las ocurrencias de nacimientos, casamientos y defuncciones que reflejan el cotidiano de cada parroquia de la catolicidad, empezaron a ser consignadas mucho tiempo antes del registrocivil (notaríal) que, en general, comienza a finales del Ochocientos. Son series documentales importantes,  por la universalidad de los individuos registrados, bién comopor su riquesa y por la precisión de las informaciones que traén.

Muchas incertidumbres cercan todavía la historia de los archivos parroquiales. Consta que alguna inscripción o apuntes oficialesacerca de las ocurrencias civiles ya se daba desde el comienzo de nuestra era, en el mundoromano. Según Roger Mols (Mols, 1955, I, pág.77), es cierto que el antiguo derecho de la Iglesia, el de Justiniano, ya planteaba unapartida de bautizmo y de matrimónio, aunque esa práctica jamás haya sido comprobada pués ninguna inscripción se la fue encontrada antes del siglo XIV. Se tiene por establecido que los registros parroquiales surgieron primeramente en Italia , a fines del siglo XV, cuando la cristiandad se depara con un fenómeno de  “mundo lleno ” de demografía creciente. (Chaunu, 1974).

Fue ese formidable acervoque dió la oportunidad para el nacimiento de la Demografía Histórica. La práctica de registrar a los eventosindividuales, perfeccionada a lo largo del tiempo, llega a cumbre en el siglo XVI. Esa práctica fue la probable decorréncia de la complejidad del derecho canónico en asuntos matrimoniales, en el momento mismo en que el clero recelaba de la memoria oral y colectiva del grupocomoquepara desentrañar la complejidad de la consanguinidad y de la afinidad entre las parejas, reguladas por la Iglesia; ese es el momento en que la Iglesia multiplica los interdictos y hace necesaria las dispensas matrimoniales.

Es en Italia donde se encuentra la antigüedad en la práctica de los registros de bautismos y matrimónios y donde fueron encontradas las series más antiguas conservadas. Allá, los registros son correctamente anotados desde mediados del siglo XV. En España, ocurre después.  En esta frontera de la cristianidad, la presencia de minorías judías y musulmanas,  explicaría la necesidad de distinguir los catolicos, en registros propios. Sin embargo, en los dos casos, de Italia y de España, antes de 1500, los registros se quedan raros, sin continuidad.  A lo largo del siglo XV son encontrados registros discontinuos en Francia, Paises Bajos, Inglaterra, Suiza, España y Portugal. Más tardíos son los registros encontrados en las regiones alemanas y austríacas. De todas las ciudades francesas, París es la que tiene la más preciosa colección de antiguos registros: 23  series hasta 1539.

Fue el Concilio de Trento quién obligó, hizo el empadronamiento y estableció las reglas para las actas de bautismo y matrimónio en su vigésima cuarta sesión, el 11 de noviembre de 1563, volviendo universal la medidaparatoda la catolicidad.

El empadronamiento completo de la inscripción en libros especiales de los registros de bautismo, matrimónio, defunción y de confirmación se consolidó en 17 de junio de 1614, por el Rituale Romanum, impuesto por la constitución Apostolicae Sedi, de Paulo V, es decir, por ella se confirmó esa obligación, mientras tanto de la manutención de un Liber Status Animarum, el Libro de las Almas, clase de censo de los católicos con más de siete años, “edad de la razón”. A partir de entonces, la legislación eclesiástica no dejó de perfeccionar y mejorar las fórmulas de esos registros. Reglas fueron impuestas como que para garantizar su legitimidad, su integralidad, su control y, sobre todo, su conservación. Cuanto a la uniformización, el momento decisivo consistió en la obligación, generalizada a partir del siglo XVII, de hacerse las inscripciones según un formulario ad litteram

Obispos, curas y decanos se quedaran encargados de visitas canónicas, obligándose por la manutención de los libros y de su estado de conservación. El control se volvía más riguroso. Los obispos amenazaban de sanciones espiriturales o pecuniarias a los contraditores.  Los registros parroquiales fueran, cadavez más, obteniendo una importancia mayor en los sínodos y en los Estatutos de las diócesis. Por supuesto, siempre hubo negligencias de curas a las recomendaciones del episcopado. Pero, en conjunto la práctica fue respectada, así que hoy tenemos conservadas, en todas las parroquias de la catolicidad de los cincocontinentes, largas series de registrosciviles, para la épocamoderna y contemporánea.

Estos registros cubren, pues, la población católicaintegralmente, sin distinción de condición social de cada individuo, incluyendo desde los reyes y nobles hasta los esclavos; desde los hijos legítimoshasta los ilegítimos y expósitos; de los blancos hasta los pardos, indios y negros; de los ricoshasta los pobres; de los hombres hasta las mujeres; de los recién-nacidos hasta los mayores; los solteros, los casados, los viudos y los eclesiásticos.

El registro parroquial es un documento demográfico y, por eso mismo, un documento de  civilización.  Eso ocurre porque la Demografía es, por su naturaleza, una ciéncia interfase. Es una ciencia del Hombre, de la cultura y de su composición. Las descubiertas de la Demografía Histórica fueran las responsables por el pasaje de una visión sensilla a  otra más compleja, de la realidad humana del pasado.

Debido a los trabajos pioneros de Louis Henry, de Pierre Goubert (los fundadores de esa ciencia), seguidos por los de Philippe Ariès, Jorge Hajnal, E.A.Wrigley, Pierre Chaunu, de Massimo Livi Bacci, y de tantos otros,  conocemos el Antiguo Régimen demográfico de la Europa Occidental, un sistema complejo de civilización. En realidad, un sistema demográfico producido por la cristianidad latina occidental en el siglo XV, en reacción a un “mundo lleno”, para las condiciones de entonces. Un sistema descubierto por estos historiadores, en función de la exploración sistemática de los registros parroquiales.

¿Qué mundo es ese creado por la cristianidad latina? En el corazón de toda la arquitectura social están los lazos de los cónyuges, donde el matrimónio es un facto socialdeterminante. El nuevo sistema del matrimonio  europeo que la demografiahistórica reveló de forma cantitativa y con rigor, con base en la explotation sistemática de los registros parroquiales, preséntase con dos característicasquevan en la misma dirección: la existéncia de un pronunciado celibato femenino definitivo (mujeres solteras, sin hijos y  con más de cuarenta y cinco años) y el retraso de la edad del matrimónio de la mujer. Ese sistema es único; exclusivo de Europa, no encontrado fuera  de la Cristianidad latina occidental, catolica y protestante, de los Tiempos Modernos. En Europa Occidental, el matrimónio en la Iglesia fue una regla y, por lo tanto, las tajas de ilegitimidad fueron casi nulas en el Antiguo Régimen.

En Europa Moderna se distinguieron dos configuraciones en el modo de contraerse matrimónio, en cuanto a la edad: De un lado, y  en los medios aristocráticos el matrimónio era precoz , a causa de los arreglosfamiliarespor la preservación del linaje. Ya en las camadaspopulares, se daba tardiamente, hecho  que provocó un freno en la fecundidad, en un mundo de demografía llena y de baja ilegitimidad.

A partir del siglo XVII en Europa, con respecto al plan moral, el gran pecado en la catequesis corriente se mesclacadavez más exclusivamente con el pecadosexual. El pecadograve y el sexo se mezclan casi como sinónimos. El temor del pecado de la carne y la lucha frente a los impulsossexuales contribuyeron para la inexpressividad de la ilegitimidad. Esa mentalidad fue transplantada para América Ibérica, pero no surtió efecto porque las condiciones materiales, sociales y culturales eran distintas. El brazo del Santo Oficio de la Inquisición no logró serenar los llamados “atropellos sexuales” del concubinato, de las uniones estables no consagradas, de las uniones non sacramentales de los curas .

La cristianidad de Europa Oriental se quedó fuera de ese sistema, así bién como los mundos no-europeos. El sistema occidental europeo se opone igualmente a la cristianidad de América Latinaque sufrió gran influencia de las tradiciones, costumbres y  de la moralindígena y africana, considerándose sobretodo la abundáncia de tierras con pocos explotadores.  De conformidad con lo observado en Iberoamérica, el concubinato prevaleció entre las categorías socialesinferiores, con significativas tasas de ilegitimidad y de mestisaje. El sistema de civilisation y demografico que se fué construyendo en la America Latina se presenta, pues, bien distinto.

Un ejemplo de la contribución de la Demografia Historica para la comprensión de ese sistema de civilización implantado por los europeos en America Ibérica. El simple cómputo de las actas de bautismo de la fracción libre de la población de São Paulo, que hicimos en nuestra tesis doctoral, elaborada y defendida en Sorbonne  se conoció una realidad inusita en términos cuantitativos: 16% de los libres nacidos en esa ciudad eran niños expósitos o abandonados y 24% eran niños ilegítimos. Dicho de otra manera, 40%  de los niños de la población libre de la ciudad de São Paulo a los finales del siglo XVIII y en el XIX nacieron afuera del matrimónio sacramental y oficial (Marcilio, 1967: págs. 183-184). Esa descubierta fue una révolución que cambió los rumos de nuestra Historia Social.

Cuando publicada, la tesis desarrolló estudios similarespara otras regiones de Brasil y de Hispanoamérica. Resultado. Se pudo conocer por la primera vez los fenómenos de la ilegitimidad, del abandono de niños y del concubinato en la historia del subcontinente. Aqui se presenta la história al revez, la historia de los excluidos, de los dominados, revelada a traves de las riquezasescondidas en los registros de la catolicidad.

De ahí se partió para analyses de nuevas cuestiones.  Una de ellas, fué el estudio del concubinato, fenómeno descubierto como prevaleciente en las categoriassociales majoritarias de Iberoamérica colonial. También el sistema de herencias igualitaria, con sus estrategias paracontornar la legislación, y preservar la propriedad en unasolamano. Erafundamental el establecimiento de hojas de famílias, modelo Henry, con base en los registros parroquiales, no  solamente con la intención de conocerse las tajas de fecundidad, nupcialidad, o mortalidad de la población, pero también para conocerse la dinámica del grupofamiliar y doméstico. Se supo que los casamientos de padrones europeos, en Iberoamérica desde la epoca colonial y hasta los Ochocientos, existió apenasparauna faja estrecha de la categoría de los propietarios de tierras y de esclavos, de la élite dominante pués, con patrimonio a ser transmitido a sus legítimos decendientes. Siempre hubo una estrecha correlación entre la edad del matrimónio,la estructura del linaje y del nucleo familiar, la elección del cónjuge y la formación de la pareja.

Y más: mediante de la vida se queda la muerte. De los resultados de los estudios de la Demografia Historica, acerca de la enfermidad, las epidemias y de la muerte, con base en los registros parroquiales de defunciones, surgieron  nuevas descubiertas. Ahí está el lapidar trabajo de Philippe Ariès,(Ariès, 1975),demógrafo historiador de origen, y quebaseado en los estudios de Demografia Historica, definió el proceso histórico de las actitudes frente a la muerte en el Occidente europeo.

Por su vez, estudios acerca de la mortalidad infantil de niños con menos de un año en Europa Moderna revelaron, (debido a las posibilidades creadas por los registros parroquiales de defunción), la gravidad del fenómeno que producia el aniquilamiento de vidas en su origen.

Pierre Goubert resumió la siguiente situación para Francia de Luis XIV: a cada cuatro niños hasta un año de vida, un se moría. Y más: 40% de las madres se morían antes de cumplir los treinta y cinco años. Para sentirse en seguridad, respecto a la manutención de la especie humana, se necesitaba por lo minos de seis hijos pormadre.

Hay muchos otros ejemplos que la exiguidad del tiempo no me permiten explicitar.

La Demografía Histórica, esa ciéncia nueva que surge en Francia en los años finales de la década de 1950, y que se difundió tan rapidamente en todos los paises de base cristiana provocó a través de las múltiplas revelaciones de sus investigaciones, una verdadera revolución en los métodos de hacer y de ver la Historia. La Historia se supera con la Demografía Histórica. Ella logró la incorporación de temas enredando el mismo cerne de las culturas humanas: de la vida, de la muerte y del amor.  Ella pone el hombre en presencia de si mismo y en la sucesión de las generaciones. Ella lleva naturalmente a la sociedad, a la cultura, y a lo mejor hasta la metafísica, a la ontología y al religiosidad.  Es por medio de la Demografía Históricaque se prepara el encuentro de la Historia y de las ciéncias humanas, al servicio de todas las ciéncias humanas, en las palabras de Pierre Chaunu.

Cuando pensada y efectivada por Louis Henry, la Demografía Histórica no tenía otra pretensión que lo establecimiento de unatécnica y de un método refinado, de  utilización de los registros parroquiales, para llegarse a la medición rigurosa de los niveles de los fenómenos demográficos de la natalidad, fecundid, nupcialidad y mortalidad, de los periodos preestadísticos. Los estudios de Louis Henry y sus primeros seguidores asi qué la edición de sus cincomanuales de guías  para la investigación de los registrosindividuales y para el establecimiento de las tasas y coeficientes demográficos de un pasado sin censos y sin registros del estadocivil, revelaron realidades inesperadas. Los científicos de la demografía corriente se quedaran encantados con los resultados, lo que los llevó al cuestionamiento de múltiples dudas todavía no descubiertas cuanto a los costumbres, a las prácticas religiosas, a las reglas de herencia y derecho sucesorio, a las exclusiones sociales, a la formación de gruposdomésticos y familiares, dentre otros. Se obligava todavia en muchos casos en conocimiento del derecho canónico, de los costumbres de las gentespara lograrse la decifración de los regímenes demográficos sucesorios y familiares revelados por las nuevas investigaciones.

Muchos de los nuevos caminos de la nueva Historia salieron de la investigación demográfica. Un dellos, nosmostra Pierre Chaunu: Fue en la transcripción de los registros parroquiales que se tuvo  la idea de contar las firmas del nobio. Fueron estas estadísticas que llevaron a escribirse el primer capitulo de la antropología cultural, o sea, el passaje del sistema la oralidade tradicional al sistema de la lectura y de la escritura. A partir de eso, se estimuló la ambición de se conocer la realidad del sistemaescolar, sobretodo aquel que fue elaborado a traves de la edad moderna en Europa cristiana.  Entre los principales trabajos acerca de la escuela de alfabetización o de la historia de la infancia, salidos de trabajos de investigación en DemografiaHistórica están los de François Lebrun o los de Philippe Ariès y nos nuestros proprios (Lebrun, 1981, Ariès, 1981, Marcilio, 2005).

Las dimensiones reveladas por esa nueva ciencia fueron tan importantespara la comprehensión del pasado humanoqueuna comisión internacional de Demografia Historica fue creada por la I.U.S.S.P.(International Union for the Scientific Study on Population) y puesta en una sesión especial de sus congresos internacionalesdesde la década de 1970.

Fue creada  en Paris una Societé de Démographie Historique, luego seguidaspor otras en Italia: la Societá de Demografia Storica y en la PenínsulaIbérica, con la Sociedad Ibérica de Demografía Histórica. Los encuentros anuales de los primeros demógrafos historiadores de los años setenta al noventa se mostraron comouna interfase de la Historia con la presencia de cientistas de variados rincones. Historiadores esquivos a la cuantificación consultaban las publicaciones que multiplicábanse y sobretodo en los números de los Annales de Demographie Historique, de Popolazione y Storia, y en la Revista de Demografía Histórica (de la PenínsulaIbérica), en búsqueda de la abundancia de los resultadosque se seguían siendo descubiertos.

No ha sido con otra intención que, en 1984, constituí en la Universidad de São Paulo un grupo interdiciplinar, el CEDHAL – Centro de Estudios de Demografía Histórica de América Latin – para crear condiciones de desarrollar investigaciones interfases para Sudamérica. De ese centro emergieron variados e pioneros trabajos acerca de la historia de la infancia, de la familia o de las relaciones matrimoniales variadas, además de las estructuras de la población colonial brasileña.

Por la cuantificación distinta de los nacimientos, posibilitadas por las informaciones contenidas en las actas de bautismo, se pudo conocer el fenómeno del abandono de niños en Europa Católica. Se supo que el siglo XIX fue marcado por el masivo abandono de niños partricularmente en las grandes ciudades. Jean Pierre Bardet creó un laboratorio especial en  la Sorbonne para con sus dicípulos conocer las distintas facetas de los niños abandonados. Sus investigaciones originaron libros, artigos y la convocación de inúmeros encuentros internacionalespara el acompañamiento de la cuestión en diversos paises. Se estudó de forma más sofisticada la proliferación de instituciones especializadas en la recepción, creación y educación de niños abandonados, los tornos o inclusas existentes especialmente en los paises catolicos, en Francia, Italia, España, Portugal y Brasil. Estas realidades humanas estaban ocultadas en los Registros de la Catolicidad.

En Brasil, desarrollamos un amplio proyecto de investigación en la Universidade de São Paulo, en el CEDHAL, acerca de la infancia y de la familia en la Historia de Brasil. En todos los estudios y tesis que  hicíemos la tutoría, desde los años de 1984, se pudo evaluar y descubrir la existencia, la marcha y las particularidades de los segmentos de los niños abandonados, de los ilegítimos, de los esclavos, asi que de los niños de la elite. Las descubiertas  resultaron en la búsqueda de la contribución de otras ciencias humanas para las interpretaciones de las realidades reveladas.

En fín, y paraconcluir, lo que pretendi acá mostrarles fue un poco de la riqueza de estudios y descobiertas que la utilización de formasistemática la masa documental de registros de la catolicidad.

Las ambiciones de la historia social se deben a la Demografia Historica el origen de las ambiciones que llevaran la Historia actual sobre el esencial de la vidahumana, del contenido de las culturas, del contenido de la vidareligiosa, la vida, la enfermidad y la muerte. Y es acerca de  las actitudes, de los gestos, de los pensamientos de los gruposhumanosque se prueba y se revela, en efecto, el sistema de civilización.  Mucho de esa revelación fue posible merced de las “masas dormantes” de los registros parroquiales del mundocatólico de la épocamoderna y contemporánea.

 

Muchas gracias!

 

Bibliografia

-Ariès, P. L´enfant et la vie familiale sous l´Ancien Régime.Paris, Seuil 1973.

-Ariès, P. Essais sur l´histoire de la mort en Occident du moyen âge à nos jours. Paris, Seuil, 1975.

-Ariès, P. Western Attitudes toward Death from middle ages to the present. Baltimore, The Johns Hopkins University Press, 1974

-Chaunu, Pierre.Histoire, Science Sociale. L´espace et l´homme à l´époque moderne. Paris, SEDES, 1974

-Lebrun, F. (org.) Histoire de l´enseignement et de l´education em France. T. II: De Gutemberg aux Lumières. Paris, Nouvelle Libraire de France, 1981.

-Marcilio, M.L. La ville de São Paulo:peuplement et population. 1750-1850.(d´après lês registres paroissiaux et lês recensements anciens). Rouen, Editions de l´ Univeristé de Rouen. 1963.

Marcilio, M.L. Historia da Escola em São Paulo e no Brasil.São Paulo, ImprensaOficial do Estão- Instituto F. Braudel, 2005.

-Mols, Roger. Introduction à la Demographie des Villes d´Europe du XIVe au XVIIIe siècle. I. Louvain, Ed. J. Ducolot, 1955,p. 77